Don Bichon Maltés

Paraíso de cachorros de algodón

História del Bichón Maltés Americano

   El origen de la raza es poco claro. Los comerciantes fenicios trajeron de Egipto a los ancestros de esta raza probablemente hace más de 2000 años siendo difundida en el Mediterráneo. En la tumba del faraón Ramsés II (1301-1225 a. C.) se han encontrado estatuillas de piedra que ya se parecían a los malteses de hoy. Hay imágenes en vasos del período entre 500 a. C. que son muy similares a los malteses, al lado del perro se lee la palabra Melitae. Desde la perspectiva actual, la relación no es evidente ya que eso podría haber sido después. L. Beckmann también ha trazado antepasados a los del Spitz enano.

   De nuevo, el nombre con el que la Federación Cinológica Internacional (FCI) lo describe en el estándar indica que no proviene de la Isla de Malta. Ya que el vocablo es una derivación de semítico de la palabra màlat, lo que significa refugio o puerto y es la raíz de muchos topónimos. La FCI describe el origen de la palabra de la siguiente manera:

   Su nombre no significa que es originario de la isla de Malta, porque el adjetivo «maltés» proviene del vocablo semítico «màlat» que quiere decir refugio o puerto; esta raíz semítica se encuentra en una variedad de nombres de lugares marítimos, tales como el nombre de la isla adriática Meleda en la ciudad siciliana de Melita, y también en la isla de Malta. Los ancestros de este pequeño perro vivían en los puertos y las ciudades costeras del Mediterráneo central, donde cazaban a los ratones y las ratas que se encontraban en los almacenes de los puertos y en las bodegas de los barcos donde se propagaban abundantemente. En la lista de perros existentes en el tiempo de Aristóteles (384 - 322 a.C.) se menciona una raza de pequeños perros a los que se atribuye el nombre latino «canes melitenses». Ese perro era conocido en la antigua Roma y era compañero preferido de las matronas, fue elogiado por Estrabón, poeta latino del siglo primero.

   Después de Calímaco, Plinio el Viejo, Esteban de Bizancio y Constantino VII, la raza obtuvo el nombre de la isla Mljet (en la antigüedad Melita o Melitaea). Aristóteles fue el primero en mencionar su nombre Melitaei Catelli, cuando se compara el perro a un mustélido, alrededor de 370 a. C.

   Alrededor de los siglos XVII y XVIII, algunos criadores decidieron "mejorar" la raza, haciéndola aún más pequeña. Linnaeus escribió en 1792 que estos perros eran del tamaño de una ardilla.

   La raza casi desapareció y fue cruzada con otros perros pequeños como los caniches y los Spaniels miniatura. En el siglo XIX, hubo hasta nueve diferentes razas de perro maltés.

   Malteses de color sólido y parti colores fueron aceptados en Inglaterra desde 1902 hasta 1913, y en fecha tardía, como 1950, en Victoria, Australia. Sin embargo, más adelante se instituyó que el maltés tenía que ser de color blanco.

   El maltés fue reconocido como una raza oficial por la FCI bajo el mecenazgo de Italia en 1954, en la reunión anual de Interlaken, Suiza. El actual estándar se aprobó el 27 de noviembre de 1989 y la última traducción del italiano al inglés es la del 6 de abril de 1998. El American Kennel Club reconoció la raza en 1888 y su último estándar es del 10 de marzo de 1964.

   A nivel de inteligencia el Maltés ocupó el lugar 59 dentro de la clasificación de Stanley Coren acerca de la inteligencia de los perros.